Home > El Salvador > Economistas argumentan que reforma de pensiones no debe basarse en modelos de otros países

Economistas argumentan que reforma de pensiones no debe basarse en modelos de otros países

Los economistas Ricardo Castaneda y Carlos Acevedo, discutieron este lunes durante una entrevista matutina, el anuncio presidencial sobre las reformas a las pensiones, basándose en las condiciones para una reforma sostenible del sistema de pensiones en El Salvador.

Por su parte, Carlos Acevedo, expresó que este anuncio del Presidente Bukele le generó una “grata sorpresa”, pero a la vez, generó muchas interrogantes. «Es positivo el anuncio de reforma de pensiones pero hay que saber que tipo de reforma se va a hacer, sabemos no hay fórmulas mágicas para un sistema óptimo», agregó.

Según el profesional en economía una pensión universal, en las condiciones actuales, representaría erogaciones anuales cercanas a los dos mil millones de dólares, que irán creciendo con el paso del tiempo.

Por otra parte, Ricardo Ancheta, explicó que cuando se hace reformas integrales, desde una óptica política y para obtener réditos inmediatos, se puede ofrecer jugosas pensiones, sin embargo eso pone en riesgo las pensiones futuras.

«La reforma de pensiones es una decisión política pero está obligada a llevar elementos técnicos. Una reforma de pensiones no va a ser sostenible si no se logra incorporar a la mayoría de personas que no están cotizando», detalló Ancheta.

Asimismo, el economista asegura que la reforma de pensiones que necesita el país es una “hecha en casa”, basándose en las propias características de El Salvador. “Si bien hay hay modelos exitosos en otros países, sus condiciones son diferentes”, externó.

Te puede interesar
Nayib Bukele se reúne con sector laboral para recibir aportes a propuesta de reforma de pensiones
Asamblea busca nombrar Hijo Meritísimo a Rolando Menéndez, «El Cipitío»
Gobierno pide reducir el FODES al 1.5% y disolver ISDEM y FISDL
Sala de lo Constitucional declaró inconstitucional decreto que condonaba $280 millones