Home > El Salvador > “FUNDAEDUCA”, la fundación de Adolfo Salume que apoya la educación en El Salvador.

“FUNDAEDUCA”, la fundación de Adolfo Salume que apoya la educación en El Salvador.

La educación es una parte fundamental para el desarrollo económico y social de las naciones por lo cual Adolfo Salume conocido en la sociedad salvadoreña como Fito Salume le apuesta a la educación integral de los salvadoreños. Con la idea de enseñar para buscar un mejor futuro.

“FUNDAEDUCA” amigos de la educación, es una fundación sin fines de lucro que apoya la educación entre el sector privado y el sector gubernamental de nuestro país. La fundación colabora con programas para el fortalecimiento de la educación y las condiciones materiales y sociales de los centros escolares.

El apadrinamiento es el principal programa, en el cual empresas comprometidas socialmente ayudan a una o varias escuelas no solo económicamente sino también asesorándoles en aspectos como liderazgo, organización, aprovechamiento de recursos, entre otros aspectos.

El primer Convenio de apadrinamiento se suscribió hace diez años entre la empresa Molinos de El Salvador MOLSA y el Centro Escolar Amatepec, ubicado en la Colonia Credisa de Soyapango. Desde entonces se han sumado al Programa de Apadrinamiento más de cuarenta padrinos que actualmente trabajan con más de setenta Centros Escolares a lo largo y ancho del país.

“Quisiera agradecer a todos los padrinos que a la fecha han permitido con su trabajo que tantos jóvenes hayan recibido el valioso aporte que significa una mejor educación. Además, aprovechó para invitar a todos aquellos que aún no se han sumado a este esfuerzo para que se incorporen al Programa de Apadrinamiento y puedan tener el privilegio de servir y ayudar a quienes buscan un mejor futuro a través de una mejor educación”. Declaró Adolfo Salume

Para su fundador, Adolfo Salume, el programa apadrinamiento de FUNDAEDUCA se distingue porque va más allá del aspecto económico en la ayuda que brindan los padrinos a las escuelas.

El resultado es una relación más cercana, una conexión inmediata y una forma de ayudar que no existe en ninguna otra institución sin fines de lucro en El Salvador.

Amigos de la educación hasta la fecha cuenta 52 padrinos y 120 centros escolares públicos apadrinados. El programa ha sido catalogado como una de las mejores prácticas de responsabilidad empresarial por el Banco Mundial, ya que el apoyo aportado va directamente a las instituciones educativas.